11/29/2013

Esta receta es bien sencilla pero riquísima. Se trata de unos rollitos de ternera rellenos de jamón york y queso. Se cocinan al horno, con lo cual la elaboración no es nada complicada y no necesita de mucha atención. Si queréis podéis sustituir el jamón de york por jamón serrano o bacon, lo que más os guste. 
Os animáis? 


Ingredientes.

4 filetes de ternera
4 lonchas de jamón de york
4 lonchas de queso
15 tomates cherry
1 vaso vino blanco
Tomillo
Albahaca
Aceite
Sal
Pimienta

Para acompañar:
Patatas asadas especiadas

Elaboración.

1. Aplastamos los filetes con la ayuda de un cuchillo de hoja ancha para así hacerlos todo lo finos que podamos. Los salpimentamos.
2. Encima de cada filete colocamos una loncha de jamón de york y otra de queso.
3. Los enrollamos y los cerramos con un palillo. Los colocamos en una bandeja o cazuela para el horno. 
4. Lavamos los tomates, los partimos por la mitad y los repartimos por la bandeja.
5. Echamos un vaso de vino blanco y un buen chorro de aceite.
6. Añadimos también un poco de tomillo y unas hojas de albahaca. 
7. Horneamos durante 15 minutos a 200 grados en un horno precalentado. Dependiendo del tamaño y el grosor de los filetes necesitarán más o menos tiempo.
8. Cuando estén listos, reservamos los rollitos y en un cazo reducimos la salsa durante unos 5 minutos a fuego fuerte. 
9. Servimos los rollitos acompañados con patatas asadas especiadas y un poco de salsa . 

Velbekommen!




Hola, buenos días.
El otro día os presentaba una receta con trigo Kamut. Algunas personas me preguntan que eso del trigo Kamut. Pues gracias a la empresa que lo comercializa os voy a dejar información sobre este producto que tiene una larga historia y unas propiedades muy especiales.

La única pega desde mi punto de vista es que de momento solo se puede producir en Canada y Estados Unidos, y eso hace que no forme parte de mi alimentación diaria. Si bien es cierto también que no falta en mi despensa un buen remanente de este trigo, para deleitarnos algunas de nuestras comidas.

Bueno, no me enredo, os dejo la información, la leéis y os hacéis una idea.

Saludos.



Para más información : http://www.kamut.com/es/history.html

11/26/2013

Hola, muy buenas a todas y todos. Esta semana hemos preparado varias recetas con azukis. Es lo que tiene cocinar con previsión y pensando en aprovechar al máximo el fuego y el tiempo.
Como el otro día hicimos azukis y guardamos, pues hoy toca hacer otra comida con esta legumbre.
En esta ocasión vamos a preparar un gratinado de arroz con verduras salteadas y azukis. Veamos como preparar este plato rico, equilibrado, nutritivo y que es perfecto para estos días fríos que nos regala el tiempo. 

Ingredientes.

Azukis cocidos.
Arroz redondo integral.
Cebolla.
Col repollo.
Hinojo.
Zanahoria.
Almendra picada.
Pipas de girasol.
Albahaca.

Elaboración.

1. En primer lugar cocemos los azukis. (Si tenemos cocidos de otro día mejor, pues adelantamos mucho tiempo. Por eso yo cuando cuezo legumbres hago suficientes para hacer varias recetas en una misma semana, algún paté o crema, etc.). 
Para ello, como hemos contado en otras recetas, ponemos los las alubias en remojo toda la noche con abundante agua y un trozo de alga kombu. Al día siguiente ponemos todo en una olla y cuando empiece a hervir lo engañamos 2 o tres veces - añadir agua fría para cortar el hervor- y después cocinamos con la olla tapada a fuego lento una hora (si es exprés la mitad de tiempo). Acordaos de añadir la sal siempre al final de la cocción.
2. En una olla pequeña vamos a hacer un salteado largo de verduras pero sin aceite. Ponemos un poco de agua en la olla - menos de un dedo-, y cuando esté hirviendo añadimos primero la cebolla y un poco de sal bajamos el fuego y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento y con la olla tapada. Pasados unos 15 minutos añadimos el resto de verduras, la col cortada a tiras finas, la zanahoria a medias lunas, y el hinojo a gajos finos. Sazonamos con un poco más de sal, tapamos de nuevo la olla y cocinamos otra media hora por lo menos. Dejamos que se cocine todo con el jugo de las verduras. Cuando falten unos 5 minutos para retirarlo del fuego añadimos una cucharada de tamari (salsa de soja).
3. En otra olla vamos a cocinar el arroz. (Si tenemos de otro día ahorraremos tiempo también como en el caso de los azukis). Lavamos el arroz para quitar impurezas y polvo. En un cazo ponemos el doble de agua que de arroz y cuando esta en ebullición añadimos el arroz y sal. Bajamos el fuego, tapamos y cocinamos a fuego lento durante 45 minutos o hasta que el arroz esté cocido. Recordar que salvo que diga lo contrario en todas las recetas uso arroz integral, bien sea redondo, basmati, largo o la variedad que sea. Por eso veréis que los tiempos de cocción varían con respecto a los del arroz blanco.
Cuando este cocinado el retiramos el caldo si ha quedado algo.
4. Ahora vamos a unir todos los ingredientes para hacer el gratinado en el horno. Para ello cogemos una cazuela de barro y ponemos primero el arroz, después las verduras, y por último los azukis. Decoramos por encima con un picadillo de almendras, albahaca y pipas de girasol. Lo ponemos en el horno y lo gratinamos unos 5 o 10 minutos, cuidando que no se queme el picadillo de frutos secos.

Ahora ya tenemos listo nuestro rico y nutritivo plato de cereal y legumbre que tanta energía nos dará en un día de otoño o invierno.

Espero os guste y lo disfrutéis.
Si no queréis usar azukis podéis poner garbanzos o alubias pintas y el plato estará también muy bueno.

Salud





Hola, ya estamos aquí de nuevo. En esta ocasión os voy a preparar una receta fácil de hacer, de estas que podemos tener preparada el día de antes y terminarla en el momento de comer. Es un plato muy completo y nutritivo. 
Vamos a cocinar un pastel de mijo con verduras y una cobertura de paté de azukis. Lo podemos acompañar de unas verduras en ensalada y pickles o chucurt. Proteína vegetal, hidratos de carbono y una buena cantidad de minerales y vitaminas es lo que tomaremos en esta ración. 
Como siempre en mis recetas intento descubriros la alimentación végana y macrobiotica para que podáis disfrutar de platos completos, equilibrados, sanos y ecológicos.
Veamos como preparar este pastel.

Ingredientes.

Mijo.
Cebolla.
Coliflor.
Zanahoria.
Calabaza.
Nabo.
Alga nori en copos.
Azukis cocidos.
Ajo.
Salsa tahin de sésamo.
Aceite de oliva.
Rabanítos.
Ensalada verde y chucrut.

Elaboración.

1. En primer lugar vamos a cocer los azukis. Para ello, como hemos contado en otras recetas, ponemos los las alubias en remojo toda la noche con abundante agua y un trozo de alga kombu. Al día siguiente ponemos todo en una olla y cuando empiece a hervir lo engañamos 2 o tres veces - añadir agua fría para cortar el hervor- y después cocinamos con la olla tapada a fuego lento una hora (si es expres la mitad de tiempo). Acordaos de añadir la sal siempre al final de la cocción. Después colamos los azukis, reservamos el caldo para hacer una sopa u otra receta, y vamos a preparar el paté. Ponemos las alubias en un tarro y añadimos un par de cucharadas de salsa tahín de sésamo, un par de dientes de ajo majados y un vaso del café lleno de aceite de oliva. Ahora trituramos todo con la turmix y sazonamos al gusto con sal o salsa de soja. Si al triturar queda mas o menos denso podemos rectificar al textura añadiendo aceite o caldo de la cocción o más azukis si quedara muy líquido. Luego guardamos el paté en la nevera hasta que preparemos el plato.
2. Vamos ha preparar el pastel de mijo. En este caso cocinaremos el mijo por un lado y las verduras por otro. Ponemos una olla con una parte de mijo y tres de agua y cocemos durante 30 minutos a fuego lento. (A mitad de la cocción debemos añadir copos de alga nori para darle más sabor al mijo). Para preparar las verduras vamos a hacer un salteado largo de verduras. Ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando esté caliente añadimos las verduras cortadas en trozos pequeños. Bajamos el fuego y salteamos media hora a fuego lento con un poco de sal.
3. Cuando ya tenemos las verduras le añadimos el mijo y lo mezclamos todo para hacer una masa consistente pero sin que se triture la verdura ni se deshaga. 
4. Ahora vetemos todo el contenido en un molde de metal o silicona para que se forme un bloque consistente. Reservamos en la nevera para preparar después la comida.
5. Vamos a montar el plato un rato antes de comer. Cogemos el bloque del pastel, lo desmoldamos y lo cortamos en dos o cuatro trozos según el tamaño que nos guste y en una sartén con un poco de aceite de sésamo lo tostamos bien por los 6 costados. 
6. Ahora lo servimos en el plato con el paté de azukis por encima, unos trocitos de rabanito y un poco de albahaca. Podemos acompañar el plato con ensalada de verduras y chucrut.

Así quedaría nuestro plato.

Espero os guste y a disfrutarlo.




11/25/2013


Aquí os dejo otro de mis caprichos dulces, perfecto para disfrutar en la merienda o en el desayuno. Se trata de unas magdalenas echas con harina de espelta, lo que les da un sabor y una consistencia muy distinta a las hechas con la harina de siempre. El toque dulce de la naranja con la amargura del chocolate es un contraste exquisito! No requieren mucho tiempo de preparación asique también son una buena opción para acompañar un café ante una visita inesperada, pues en muy poco tiempo estarán listas y podréis sorprender a vuestros invitados.
 Ingredientes.
3 huevos
170 g harina de espelta
25 g mantequilla
Zumo de dos naranjas
50 g chocolate negro picado
100 g azúcar moreno
10 g levadura
1 cucharadita de bicarbonato sódico
Aceite para untar los moldes

 Elaboración.
1.   En un cuenco batimos los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa.
2.   Tamizamos la harina y la incorporamos despacio a la mezcla de los huevos.
3.    Derretimos la mantequilla y la añadimos también. Batimos ligeramente.
4.    Exprimimos dos naranjas y agregamos el zumo a la masa.
5.    Echamos la levadura y el bicarbonato sódico. Removemos suavemente.
6.    Picamos el chocolate y lo añadimos a la masa.
7.    Finalmente engrasamos los moldes con un poco de aceite y los llenamos con la masa.
8.    Horneamos a 180 °C 20 minutos o hasta que estén hechas (cuando al pincharlas con un palillo éste salga limpio).

A disfrutarlos!
Velbekommen!
 



11/24/2013

Para mi sola hoy no me apetecía hacer gran cosa para comer, asique he vuelto a recurrir a la pasta para salir del paso. En casi nada de tiempo he preparado este plato de pasta con espinacas, gambas y atún. Muy fácil y con ingredientes que casi siempre solemos tener a mano, si no frescos al menos congelados.

Ingredientes.

75 g pasta corta de distintos tipos
1 lata de atún
Un manojo de espinacas 
Un puñadito de gambas
2 dientes de ajo
Sal
Pimienta
Aceite
Queso
Limón 

Elaboración.

1. Ponemos agua a hervir en un cazo, con un poco de sal y un chorro de aceite. Cuando el agua empiece a hervir echamos la pasta y la cocemos según las instrucciones del paquete.
2. En una sartén doramos los ajos que habremos cortado a láminas finas. 
3. Lavamos las espinacas y las echamos a la sartén. Las salteamos durante unos minutos.
4. Añadimos el atún y las gambas. Sofreímos 5 minutos más. Salpimentamos.
5. Cuando la pasta esté cocida la añadimos a la sartén, le exprimimos medio limón y mezclamos todo bien.
Servimos con queso espolvoreado por encima y un chorrito de aceite.

Velbekommen!





11/20/2013

Con este frío va apeteciendo cada vez más tomar algo bien calentito para reanimarse y entrar en calor. Y para eso nada mejor que esta crema de tomates asados, que es tan tan fácil que hasta mi novio puede hacerla :) Y es que la receta de hoy no la he hecho yo, sino él. Es una receta típica que se solía comer en su casa en los días de invierno cuando él era pequeño. Nosotros la hacemos muy amenudo y está riquísima. Totalmente recomendable!!

Ingredientes.

1 kg tomates
3 cebollas moradas
1 cucharada sopera azúcar
Caldo de verduras o carne
150 ml nata 
Un chorro vinagre balsámico
Parmesano
Tomillo
Sal
Aceite
Pimienta
Pimentón

Elaboración.

1. Troceamos las cebollas por la mitad y después a láminas. 
2. En una sartén que pueda meterse al horno doramos las cebollas con un chorro de aceite. También podéis utilizar una sartén normal y luego pasar el contenido a una cazuela para el horno. 
3. Pasados unos 5 minutos  echamos un chorro de vinagre balsámico y el azúcar y las freímos un poco más. Salpimentamos.
4. Partimos los tomates por la mitad y los ponemos encima de las cebollas. Los freímos 5 minutos.
5. Después metemos la sartén al horno  a unos 200C durante 30 o 40 minutos.
6. Pasado este tiempo añadimos caldo de verduras o de carne hasta cubrir los tomates y volvemos a hornear unos 30 minutos.
7. Cuando falten 10 minutos añadimos la nata.
8. Sacamos la sartén del horno y trituramos el contenido con ayuda de la batidora. Rectificamos de sal y pimienta.
9. Servimos con un poco de queso parmesano y una pizca de tomillo.

Si no queréis hacer la cocción al horno podéis hacerla en una olla o cazuela al fuego. Entonces freiríamos los tomates durante unos 15 o 20 minutos y después añadiríamos el caldo. Coceríamos 30 minutos más antes de triturar. 

Velbekommen!!!





11/18/2013

Hola a todos y todas. Hoy toca lentejas, "si quieres las tomas y si no las dejas", decían en mi casa cuando era pequeño, y yo pues las dejaba porque no me gustaban nada. De hecho tardé más de 30 años en comer mi primer plato de lentejas y disfrutar de el. Ahora he de decir que se han convertido en ingrediente principal en mi despensa.
Hoy toca comerlas en ensalada. Vamos a utilizar para ello la lenteja pardina, y la acompañaremos de un arroz largo o basmati pero integral, como siempre.

Veamos como preparar este pastel o ensalada de lentejas.

Ingredientes.

Lenteja pardina.
Arroz largo o basmati integral.
Zanahoria.
Nabo daikon.
Nabo violeta.
Cebolla.
Crema de membrillo. (Ojo! no es dulce de membrillo)

Elaboración.

1. Lo primero de todo tenemos que preparar las lentejas. Como esta lenteja no necesita remojo previo podemos prepararla el mismo día que hagamos la ensaladilla, pero unas horas antes para que se pueda enfriar un poco. Para cocinarla debemos poner las lentejas en una olla con agua fría y un trozo de alga kombu, llevamos todo a ebullición y tapamos la olla, bajamos el fuego y cocinamos casi una hora o hasta que estén blandas. Añadir la sal en los últimos 5 minutos. También puedes añadir sala de soja en lugar de sal. (Ojo con la salsa de soja, debe ser shoyu o tamari ecológico, no compréis salsas de soja en tiendas de alimentación oriental ni en supermercado, pues contienen un montón de aditivos que no son necesarios y son perjudiciales para la salud). Si cocinas con la olla exprés estarán cocidas en la mitad de tiempo. Una vez acabadas les quitamos el caldo y las lavamos para reservarlas y que se enfríen.
2. Mientras tanto podemos ir cociendo el arroz bastami o largo. De normal y salvo que diga otra cosa el fabricante debemos cocer el arroz con el doble de agua durante unos 25-30 minutos. Añadimos sal al principio de la cocción. Cuando este acabado lo lavamos y lo reservamos.
3. Mientras hacemos el arroz vamos a hervir las verduras de la ensalada. Para ello, como he comentado en otras recetas, yo uso un colador. Pongo dentro del mismo las verduras cortadas y lo introduzco en el arroz cuando se cuece. Las verduras en este caso las cortaremos a cubos muy pequeños. Las verduras pueden ser las que tengas de temporada, y yo en este caso he usado, zanahoria, nabo daikon y violeta. La cebolla no la cuezo sino que la corto y la pongo en un cuenco con sal y vinagre y la tengo así por lo menos 1 hora. Después la incorporo al preparar el plato.
4. Ahora vamos a montar el plato. Solo nos queda mezclarlo todo en un cuenco grande y emplatarlo.
Luego añadimos encima un poco de crema de membrillo. Para la crema de membrillo solo hay que poner en una olla baja y pequeña un par de membrillos a rodajas con un poco de sal y cocinarlos a fuego muy bajo, por lo menos 6 horas. Queda una pasta espectacular para aderezar platos como este.

Así quedaría nuestro plato. 



11/16/2013


Marchando una de escalopes!  Esta vez con un toque especial en el rebozado para así hacerlos más sabrosos: parmesano, ajo, perejil y ralladura de limón. Una combinación perfecta y el resultado más que estupendo! Además podéis hacerlos con pollo, pavo o ternera igualmente.

Ingredientes.

2 filetes de cerdo
Huevo
Harina 
Pan rallado
Ajo picadito
Parmesano
Perejil picado
Ralladura de limón
Sal
Pimienta
Aceite 

Acompañamiento: 
Manzanas a la plancha
Repollo salteado con pipas y bacon

Elaboración.

1. Antes de empanar los filetes los aplastamos con un cuchillo de hoja ancha o con cualquier otro utensilio que tengamos a mano.
2. Mezclamos el pan rallado con el perejil, el limón, los ajos y el parmesano. 
3. Salpimentamos los filetes y los empanamos: primero los pasamos por harina, después por huevo batido y por último por pan rallado. Volvemos a pasarlos una vez más por huevo batido y pan rallado. De esta forma el empanado saldrá más grueso y quedará más crujiente al freírlo.
4. Los freímos en una sartén con bastante aceite. Cuando estén bien dorados los retiramos y los colocamos sobre una servilleta o papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Para acompañarlos, unas manzanas a la plancha y repollo salteado con pipas y bacon.

Velbekommen!




11/13/2013

Hola a todos y todas. Hoy vamos a preparar una crema buenísima, con un ingrediente poco utilizado en la cocina actual, pues ha sido casi desterrado de las grandes verdulerías y supermercados. Se trata del hinojo, una verdura muy rica y sabrosa que sirve para preparar muchos platos y que tiene un propiedades fantásticas. Aquí podéis leer algo más sobre esta verdura
Pero vamos a centrarnos en la receta. En este caso empezamos con algo sencillo y rápido de preparar, un entrante para cualquier comida o cena de otoño, con este tiempo fresquito que invita a calentar nuestro interior para no coger esos refriados tan temidos en los cambios de tiempo. 

Ingredientes.

Hinojo.
Coliflor.
Cebolla.
Alga Kombu.
Cebollino, albahaca u otra hierba aromática.

Elaboración.

1. Ponemos una olla pequeña al fuego con un dedo de agua y un poco de alga kombu.
2. Cortamos las verduras en trozos grandes. El hinojo, la coliflor y la cebolla. La proporción de verduras será mas o menos la cebolla y el hinojo a partes iguales, y la coliflor un cuarto de las otras.
3. Añadimos las verduras a la olla y añadimos un poco de las y bajamos el fuego al mínimo para cocinar unos 20 minutos.
4. Ahora destapamos y añadimos el agua suficiente para hacer la crema que deseemos. Dejamos hervir y tapamos de nuevo, bajamos el fuego y cocinamos otros 10 minutos. 
5. Trituramos toda la mezcla en la misma olla, y rectificamos de sal, o con salsa de soja en sus dos variantes, shoyu o tamari. Acordaos que si añadís salsa de soja, no debe hervir pero debe cocinar unos 5 minutos.

Nuestro plato ya está liso, solo queda decorar con cebollino, albahaca u otra hierba.





11/12/2013

Para estos días que refresca el tiempo y nos apetece un plato de cuchara, con su caldito caliente y sus legumbres os propongo este arroz con soja negra y verduras de temporada. Un plato que te calentará por dentro y te dará esa energía que necesitas, sin olvidar las proteínas necesarias, y en este caso como viene siendo habitual en mis recetas, las proteínas son de origen vegetal. 
Veamos como preparar esta receta típica de otoño e invierno. 

Ingredientes.

Arroz integral.
Soja negra.
Zanahoria.
Calabaza.
Garrofón.
Cardo.
Nabo.

Elaboración.

1. En primer lugar vamos a preparar la soja negra. Como ya explicamos en otra receta la soja negra se debe limpiar con un trapo para quitar el polvo. Después se tuesta unos minutos en una sartén sin aceite hasta que desprenda un aroma como a nuez. Luego se pone a remojo con agua tibia durante toda la noche con un trozo de alga kombu. Al día siguiente se cuece junto con el alga kombu y agua limpia unos 40-50 minutos en una olla exprés a fuego medio. Es importante poner la soja con el agua ya caliente. Acordaos de que sazonaremos al final de la cocción con la olla ya abierta, y cocinamos unos minutos más con la sal.
2. Vamos a preparar las verduras, y para ello cortamos la zanahoria con el método rodado (es como ir sacando punta a un lápiz, pues vamos rodando la zanahoria y cortamos un pedazo), el cardo lo cortamos en trozos de unos 3cm de longitud, y el nabo lo cortamos en medias lunas. El garrofón lo ponemos sin la vaina, desgranado.
3. En una cazuela honda ponemos las verduras con un poco de agua en el fondo y llevamos a ebullición, añadimos un poco de sal y tapamos bajando el fuego al mínimo para cocinar así unos 15 minutos. 
4. Añadimos en la cazuela el agua necesaria para el caldo (lo mejor es usar el caldo de la soja negra, y añadir si hiciera falta un poco de agua) y ponemos la soja negra y el arroz (previamente lavado para limpiarlo), sazonamos con sal llevándolo todo a ebullición y bajando después el fuego para cocinar así unos 45 minutos o hasta que el arroz este en su punto. 
5. Cuando ya esté terminado podemos añadir un poco de shoyu o tamari y dejarlo al fuego unos minutos más sin que llegue a hervir. También podemos añadir miso - previamente diluido en un poco de caldo del guiso - para dar un sabor especial.

Nuestro plato ya está listo para comer.
Podemos acompañarlo con un poco de verduras de hoja de temporada en forma de ensalada, verdura prensada y/o chucrut.



Salud y a cocinar... y que lo disfrutéis.

Hoy os presento una sabrosa ensaladilla de guisantes y arroz basmatic integral  con un toque de mango que te os encantará. Un plato muy fácil de hacer, muy nutritivo y equilibrado. Podemos dejar todos los ingredientes cocinados el día de antes o con unas horas de antelación y preparar el plato un rato antes de comer. Veamos como preparar esta rica ensaladilla.

Ingredientes.

Arroz basmati integral.
Guisantes secos. (O cocidos de bote si no hay más remedio)
Mango.
Crema de remolacha. (Opcional)
Verduras de hoja para ensalada.

Elaboración.

1. En primer lugar vamos a cocinar los guisantes. (Si es que no usáis los cocidos de bote, que por favor en este caso que sean en bote de crista, por aquello de no consumir bisfenol A). Los pondremos en remojo toda la noche con un trocito de alga kombu, y luego pues como siempre los llevamos a una olla exprés con agua nueva, llevamos a ebullición y cocinamos con la olla tapada a fuego bajo durante una media hora. Destapamos y si no están suficientemente cocidos pues lo hacemos un poco más con la olla destapada. Ojo acordaos que la sal siempre se pone al final.
2. Ahora vamos a cocer el arroz basmati integral. Ponemos un cazo con una parte de arroz y dos de agua y cocemos a fuego bajo durante unos 25 minutos. Podemos poner antes el arroz en remojo para que tenga una cocción más fácil.
3. Dejaremos en la nevera tanto el arroz como los guisantes para que se enfríen antes de montar el plato.
4. Cuando vamos a montar el plato preparamos un poco de ensalada con hojas verdes y una buena vinagreta. Para ello escogeremos las verduras de hoja que tengamos de temporada. Yo recomiendo ahora en otoño pues unas espinacas, un poco de hoja de la remolacha y alguna lechuga. La vinagreta pues al gusto. 
5. Vamos a montar la ensaladilla de arroz y guisantes con un emplatador y le colocaremos por encima unas tiras de mango previamente salteado en una sartén a fuego medio con un poco de aceite de sésamo. 
* Como decía al principio podemos de forma opcional poner dentro de la ensalada una crema de remolacha, que es muy fácil de hacer. Se trata de triturar un trozo de remolacha cocida, con una buena cantidad de aceite, un poco de ajo, y unas almendras para dar cremosidad. 

Ya tenemos lista esta rica ensaladilla de arroz basmati integral y guisantes. El plato nos quedaría así.



Espero que os guste.. y a disfrutarla. 

11/10/2013

Hoy os presento una receta un poco más laboriosa de lo normal, pero que merece la pena hacer de vez en cuando para probar unos buenos cereales de una forma diferente. Un plato para estos días fresquitos en los que necesitamos nutrir nuestro organismo y darle una buena dosis de calor interior.

Vamos a preparar un plato inspirado en el arroz meloso al horno pero en esta ocasión el arroz lo sustituimos por cebada y trigo Kamut, dando un toque muy original al plato. El aspecto es muy parecido al arroz al horno, pero muy distinto en cuanto a sabor.

Ingredientes.

Trigo Kamut o espelta. 
Cebada.
Garbanzos.
Alga wakame.
Coliflor.
Pimiento.
Calabaza.
Tofu o unos trozos de calamar.

Elaboración.

1. En primer lugar vamos a cocer los cereales. La noche anterior ponemos en remojo el trigo Kamut con un poco de kombu. Al día siguiente ponemos una olla exprés y cocemos el Kamut y la cebada (esta sin remojar) durante unos 30-40 minutos a fuego lento. Después reservamos los cereales y el caldo de la cocción.
2. Ahora vamos ha cocer los garbanzos (una opción es cocinarlos a la vez que los cereales, pero si no los gastáis todos tendréis que estar separándolos para guardarlos. Yo lo que hago es cocer muchos el mismo día o el anterior y así tengo para preparar otras recetas esa semana, por ejemplo humus de garbanzos, o un estofado de garbanzos con cuscús).
3. A continuación haremos un sofrito con la verdura y el tofu, o el pescado. Para ello ponemos una sartén de estas grandes hondas con asas de metal (para meterla después en el horno directamente) o una sartén normal y luego usaremos una cazuela de barro. Como decía ponemos la sartén con aceite y hacemos un sofrito con la coliflor, los trozos de tofu (o pescado tipo calamar, sepia, etc), el pimiento, la calabaza, y unos trocitos de alga wakame (mejor cortado a cuadrados del tamaño de un garbanzo). Sofreímos todo a fuego medio-bajo durante unos 20 minutos con la sartén tapada. 
4. El siguiente paso es añadir en la sartén los cereales ya cocidos (cebada y trigo Kamut o espelta) y los garbanzos, y cubrir todo con el caldo de la cocción de los cereales. Metemos en el horno la sartén o una cazuela de barro y lo dejamos a fuego máximo (unos 220ºC) entre 20 y 30 minutos o hasta que quede todo meloso, aunque también podemos dejarlo más seco como un arroz al horno típico. Puedes jugar con la cantidad de caldo y el tiempo para encontrar el punto que más te guste.
5. Una vez acabado lo serviremos en los platos y como tiene un punto a pescado (aunque no le pongáis porque habéis puesto algas) lo podemos acompañar con una ajonesa de tofu*. 
* Para la ajonesa solo debéis mezclar con la turmix un trozo de unos 100gr de tofu (previamente cocido), dos dientes de ajo, un vaso del cafe con aceite y mientras vais mezclando todo con la maquina añadís un chorrito de agua hasta que la salsa tenga la consistencia preferida. 

Este sería el aspecto de nuestro plato.






El risotto es uno de mis platos favoritos, nunca me cansaría de comerlo. Una de las cosas que más me gusta de este plato es que se puede preparar de mil formas y siempre tiene un sabor distinto. Yo lo cocino sin nata ni mantequilla, no me gusta la consistencia que le dan al plato, y de este modo tampoco resulta tan pesado de comer. Esta vez lleva remolachas asadas y vino tinto, por eso el color rojo morado tan intenso. Una delicia!

Ingredientes.

Arroz para risotto (un vaso para dos personas)
2 dientes de ajo
2 remolachas grandes
1 trozo de bulbo de apio
1 vaso de vino tinto
Caldo de pollo o verduras
Tomillo
Queso parmesano
Aceite
Sal
Pimienta

Elaboración.

1. Empezaremos asando las remolachas. Para ello las pelamos y las cortamos a trozos medianos, pues al hornearlas disminuirán considerablemente de tamaño, y las colocamos en una bandeja del horno. 
2. Espolvoreamos por encima sal, pimienta y tomillo y echamos un buen chorro de aceite.
3. Horneamos durante 1 hora y media a 170 grados.
4. Para el risotto cortamos los ajos a láminas muy finas y los doramos en una sartén con aceite.
5. Partimos el apio a cuadrados y lo sofreímos junto con los ajos.
6. Cuando esté bien dorado añadimos el arroz. Removemos y lo tostamos unos 5 minutos.
7. Vertemos el vino tinto, removemos bien y dejamos que el arroz vaya absorbiendo el vino a fuego medio bajo.
8. Cuando se haya absorbido el vino, añadimos un poco de caldo, lo suficiente para cubrir el arroz. Removemos y dejamos que se absorba.
9. Seguimos añadiendo caldo a tandas hasta que el arroz esté cocido. No debe quedar ni caldoso ni seco.
10. Un poco antes de terminar de cocer el arroz le añadimos los trozos de remolacha asados. Reservamos un par de trozos para decorar.
11. Servimos con un poco de queso parmesano espolvoreado por encima y un chorro de aceite. Decoramos con los trozos de remolacha que guardamos antes.

Velbekommen!!








La frittata es una especialidad de origen italiano y es muy similar a la típica tortilla española. La principal diferencia es que los ingredientes no se mezclan con los huevos batidos, sino que éstos se echan directamente en la sartén y se cuaja a medias. Se termina de cuajar y se gratina en el horno. Es un plato muy versátil y que está delicioso.
Yo la he preparado en versión mini, por lo que las he hecho en el horno, y sí que he mezclado los ingredientes con los huevos batidos antes de llenar los moldes. Si no disponéis de moldes individuales podéis hacerlo en uno grande. Os animo a probar esta receta, es muy muy rica y sencilla.


Ingredientes.

5 huevos
1 chorro de leche
1 cebolla grande
3 manzanas medianas
150 g de champiñones
80 g de bacon
Tomillo
Aceite
Sal
Pimienta

Elaboración.

1. Cortamos el bacon a tiras finitas y las freímos en una sartén sin nada de aceite, con la grasa del bacon será más que suficiente. Reservamos.
2. Picamos la cebolla muy finita y la pochamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite.
3. Mientras, pelamos las manzanas y las troceamos a cuadritos y lavamos los champiñones y los cortamos a láminas finas.
4. Añadimos las manzanas y los champiñones a la sartén y los pochamos durante unos 10 min.
5. En un cuenco batimos los huevos, añadimos un chorro de leche, un poco de tomillo, sal y pimienta y echamos el contenido de la sartén, junto con el bacon que antes habíamos reservado.
6. Con un poco de aceite o mantequilla engrasamos una muffinera o unos moldes pequeños y los llenamos con la mezcla de los huevos. Dejaremos un dedo para que no se salga la mezcla, pues al cuajarse crecerán un poco.
7. Horneamos a 180 grados durante 25 minutos o hasta que las frittatas estén cuajadas y bien doradas.
8. Usando la punta de un cuchillo bordeamos los moldes y desmoldamos.
Se pueden serivir frías o calientes, según el gusto de cada uno.

Velbekommen!!












11/07/2013

Esta tarde he llegado a casa con la idea de preparme algo rico para merendar pero que no fuese nada dulce. Asique se me ha ocurrido hacer estas barritas de pipas, avellanas y almendras. No llevan ni harina ni mantequilla ni nada parecido. Sólo huevo para ligar todos los ingredientes. No os pongo la cantidad que he usado de cada ingrediente porque se trata simplemente de mezclar las cantidades que queráis de cada uno. Lo importante es que la masa quede lo más seca posible pero un poquito pegajosa por el huevo. 
Os animo a hacerlas, son muy fáciles de preparar e ideales como aperitivo o tentempié a cualquier hora del día.
 
Ingredientes.
 
Pipas
Pipas de girasol
Sésamo
Avellanas
Huevo
Almendras
 
Elaboración.
 
1. Picamos ligeramente la mitad de las almendras y las avellanas de forma que queden a trocitos.
2. La otra mitad la molemos hasta obtener una harina finita.
3. En un cuenco mezclamos todos los ingredientes y hacemos una masa.
4. Extendemos la masa sobre una hoja de papel de horno. Debe quedar una capa finita.
5. Horneamos durante 15 min a 180 grados (horno previamente calentado). Vigilaremos que se tuesten bien pero sin quemarse.
6. Con un cuchillo cortamos las barritas en el tamaño que queramos antes de que se enfríen.
 
Cuando ya estén frías, a  disfrutarlas!
 
Velbekommen!!






11/06/2013

Aprovechando que ya va haciendo frío y que de nuevo es la época de las calabazas, he preparado para cenar una crema de butternut squash. Con un poquito de chili le he dado ese toque picante que tanto nos gusta en casa y que combinado con el dulzor de la calabaza es una delicia. Si no tenéis o no encontráis este tipo de calabaza, podéis usar cualquier otro.
 
Ingredientes.
 
1 Butternut Squash (Hokaido o cualquier otro tipo de calabaza)
1/2 Calabacín
1 Cebolla mediana
1/2 Chili
Aceite
Sal
Pimienta
Agua para la cocción
Una pizca de tomillo
Unos tropezones de pan frito
 
Elaboración.
 
1. Pelamos y cortamos la cebolla y el calabacín a trozos grandes y picamos el chili muy finito.
2. En una cazuela de fondo grueso ponemos un chorro de aceite a calentar y cuando esté bien caliente añadimos la cebolla, el chili y el calabacín.
3. Mientras sofreímos las verduras vamos limpiando la calabaza, quitamos las pepitas  y sacamos toda la pulpa y la troceamos.
4. Echamos la calabaza a la sartén y la sofreímos durante unos 5-10 minutos. Salpimentamos.
5. Cubrimos las verduras con agua y las dejamos cocer durante 15 minutos.
7. Quitamos un poco de agua de la cocción y la reservamos.
8. Con una batidora las trituramos hasta que quede una crema espesa y sin grumos. Podemos añadir un poco de caldo si nos gusta más ligera. Y si queréis darle un toque más cremoso podéis ponerle un chorrito de nata, es cuestión de gustos.
9. Servimos con unos tropezones de pan frito.
 
Velbekommen!
 

  
 
 





11/05/2013

Hoy vamos a cocinar una ensalada muy nutritiva para estos días en que aún hace un poco de calor, para refrescarnos pero no enfriarnos demasiado por dentro. Es un plato muy equilibrado, rico en proteína vegetal de alta calidad, con todas las ventajas que ello conlleva. En esta ocasión combinamos la quinoa como fuente de hidratos de carbono y proteínas, y la soja negra para completar las proteínas. Le damos al plato un toque diferente con una compota de membrillo de sabor muy ácido. 

Ingredientes.

Quinoa real.
Soja negra.
Compota de membrillo.
Zanahoria.
Rabanitos.

Acompañamiento:
Lechuga.
Remolacha.
Aceitunas.
Pepino.
Pipas de calabaza tostadas.
Aceite y vinagre de manzana.

Elaboración.

1. Primero vamos a cocinar la soja negra. El día de antes cogemos la soja y la limpiamos con un trapo seco para quitarle el polvo. Después la tostamos en una sartén sin aceite. Luego la dejamos toda la noche en remojo con agua tibia y un trozo de alga kombu. Al día siguiente retiramos el agua y en una olla a presión ponemos agua fría y las habas de soja. Llevamos a ebullición y tapamos la olla. Bajamos el fuego y cocinamos una media hora. Después abrimos la olla y añadimos la sal al gusto o salsa de shoyu y cocinamos unos minutos más sin que llegue a hervir. Luego retiramos el caldo que podemos reservar para hacer una sopa otro día y guardamos la soja en la nevera para que esté fría a la hora de preparar la ensalada.
2. Lo siguiente preparamos la quinoa. La hervimos en una proporción de 1 parte de quinoa y 2 de agua, durante 15 minutos a fuego lento con un poco de sal. 
3. Mientras cocemos la quinoa aprovechamos para escaldar la zanahoria y el rabanito que irá dentro de la ensalada. Para ello partimos la verdura en cuartos de rodaja o en cuadraditos muy pequeños y la ponemos en un colador. Metemos el colador dentro de la cocción de la quinoa durante 3-4 minutos y después retiramos, lavamos y dejamos enfriar.
4. Preparemos el acompañamiento, que será una ensalada de lechuga (china, romana, etc.), pepino, remolacha cocida y unas aceitunas. Aderezamos con un poco de sal, aceite y vinagre de manzana. Añadimos unas pipas de calabaza tostadas.
5. Vamos a terminar de montar el plato... y para ello emplatamos con un molde de metal de estos redondo o cuadrados y ponemos dentro primero la quinoa con la verdura mezclada y encima la soja negra. 
Añadimos para dar el toque final un poco de compota de membrillo* y ya tenemos el plato finalizado.
* para la compota de membrillo basta con poner en una cazuela un par de membrillos a rodajas finas con un poco de sal cocinando a fuego muy muy bajo durante 4-8 horas, acabado el proceso podemos triturar un poco con un tenedor o pasar por la turmix para dejar una textura más fina. Lo reservamos en un tarro de cristal y podemos guardarlo en la nevera más de una semana. Nos servirá para dar un toque diferente a nuestros platos, como ensaladas, verduras al horno, e incluso carne o pescado.

El plato quería algo así (perdonar por la foto, pero fue un desastre el emplatado y no pensaba hacerla pero al comprobar lo bueno que estaba tuve que fotografiar para poder compartir esta rica receta con vosotros/as).



Salud y a disfrutarlo.




11/03/2013

Como ya os comenté antes, los domingos es el día de la semana en él que más disfruto cocinado, quizás porque tengo más tiempo que ningún otro día y sobre todo ninguna prisa. Hoy he intentando controlarme bastante para no hacer ningún dulce, pero al final no he podido resistir la tentación y he preparado estos deliciosos muffins de manzana y zanahoria. Como siempre, un domingo goloso! Os apetece venir a merendar? 

Ingredientes.

3 manzanas
1 zanahoria
2 huevos
100 g de azúcar
1 yogur natural
200 g harina (100 g harina de graham y 100 g de harina de trigo)
90 ml de aceite de girasol
1 sobre de levadura

Para decorar:
Chocolate negro (80%)
Azúcar glass
Mantequilla

Elaboración.

1. En un cuenco batimos los huevos y el azúcar con unas varillas hasta doblar su volumen.
2. Añadimos el yogur y el aceite y mezclamos bien.
3. Rallamos las manzanas y la zanahoria y las mezclamos con los huevos y el azúcar.
4. Por último echamos la harina y la levadura tamizada y removemos hasta mezclarlo todo bien.
5. Con ayuda de una servilleta de papel engrasamos un molde de muffins con aceite.
6. Vertimos un poco de masa en cada hueco y horneamos durante unos 25 min en un horno precalentado a 180 grados.
7. Mientras tanto podemos preparar las coberturas. En un cazo derretimos un poco de chocolate negro y en otro un poco de mantequilla.
8. Al cazo de la mantequilla le echamos unas cucharadas de azúcar glas y mezclamos bien.
9. Decoramos los muffins con estas dos coberturas. 

Velbekommen!